Facebook Pixel Code

Vive tu historia con Pasión

Vive tu historia con Pasión

Portal del Coaching | @PortaldCoaching

La pasión es, según la R.A.E., el apetito o afición vehemente a algo. A la hora de trabajar y perseguir un objetivo, la pasión es el motor que inunda todo. Apasionarte por algo es que te salga solo, que aprendas con el paso del tiempo sin que nadie tenga que mentorizarte. Apasionarte es ofrecer tu tiempo y tu energía sin agotarte nunca. Sentir que lo que haces ofrece algo bueno al mundo entero. Sentirte orgulloso de ello y además mejorar cada día. Apasionarte es mirar siempre al futuro y pensar en cosas nuevas para crecer exponencialmente, tanto como persona como profesional.

Ser un apasionado de la vida es ser consciente de que la oportunidad que se nos brinda cada día muy pocos la aprovechan y aún muchos menos la sienten como única. Crecer es darle importancia a nuevas cosas que antes ni siquiera te importaban, pero lamentablemente, también es dejar de darle significado a pequeños detalles que antes eran maravillosos, como reír sin importar lo que pase, decir lo que cada uno piensa sin que otro lo juzgue, SER con mayúsculas en el patio del recreo y no PARECER, como nos hemos habituado a hacer en nuestra vida cotidiana. Vivir apasionado es dar gracias cada día por las horas que tienes por delante, por plantearte qué es lo que vas a hacer con ellas y exprimir cada minuto del día con un compromiso personal con y para el mundo. No es levantarte de la cama, desayunar, ducharte, vestirte y salir de casa. Coger el coche, conducir y sentarte en una silla. No es llevar a los niños al colegio y ponerte a hacer las tareas de tu casa. Es querer ofrecer el máximo de ti mismo y siendo coherente contigo mismo. ¿Qué no quieres seguir teniendo en tu vida? Cambia lo que haces por lo que te gustaría hacer.

En los tiempos que corren es complicado mantenerte en esa línea y sobretodo hacérsela ver a los demás. Cuando te cruzas una tarde con una persona que sonríe continuamente, que es amable hasta con los que no lo son, que busca siempre ayudarte y además, hace que tú sientas que ella hace lo que le gusta, te preguntas ¿Por qué es así? ¿Qué tendrá en su vida y en su interior que le haga ser de esa manera? ¡Qué maravilla de persona!

pasos

Bien, pues puede que para ser así y convertirte en una persona que se apasiona por la vida, y por consiguiente es más feliz, tuvieras que visualizar estas dos opciones:

Primera opción:
Biológicamente sea así de naturaleza y su entorno y realidad le hayan sumado para que sea una persona decidida, positiva, resolutiva y siempre en constate aprendizaje.

Segunda opción (más habitual):
Hubo un momento en su vida en el que quebró e hizo click. Se preguntó en ese instante qué era lo que le estaba pasando y cómo podía ser más feliz. Reflexionó qué era lo tóxico en su vida y sus limitaciones vitales. Se hizo tras esto la gran pregunta: ¿Qué es lo que tengo para dar al mundo? Tras obtener la respuesta pensó en lo que tenía en su vida que le estorbaba para llegar a ser más feliz. Lo descubrirlo y pensó, ¿Cómo puedo solucionar esto? ¿Qué tengo yo? El siguiente paso que seguramente dio fue el trazarse un plan para llegar a sus objetivos y ser El Apasionado. Trazando su plan tuvo que observar lo que podía o no sacrificar. Teniendo esto claro, eligió la opción que mejor le pareció en ese momento, siguiendo su intuición y su corazón. Quizá fallase. Y se volvió a levantar. Además analizó los obstáculos y se dio cuenta que el camino era otro. Y lo encontró. Su vida mejoró enormemente y por consiguiente, la de todo aquel con el que se cruzaba.

Esto puede ser un ejemplo cotidiano, está claro que resumido en unas líneas y de manera algo banal, pero, ¿te apetece plantearte en serio qué es aquello con lo que lidias cada día y que no te deja en paz? Las sensaciones de angustia o ahogo son consecuencia de no estar cómodo, de sentir que algo que llevas encima te está quitando movimiento, energía. Desarmarte de todo ello, quitarte el polvo, desperezarte como lo haría después de un largo sueño es la siguiente acción que debes emprender. Es un trabajo que parece bastante fácil, pero es arduo y se debe ser constante porque aquí entran en juego los miedos y los bloqueos de cada uno, y por consiguiente los “no puedo”, “no tengo tiempo”, “no es el mejor momento”, etc.

Puede que vivir tu pasión sea eso, vivir CON pasión, hacer todo desde el corazón o desde las “tripas”. Dar toda tu energía en cada una de tus tareas, ofrecer lo mejor que puedes día a día. Quizá tu pasión sean los niños y tengas que luchar contra los “enchufes” y contra “no ser uno mismo” para conseguir una plaza en una guardería pública. Es más, puede que aún no hayas conseguido del todo lo que realmente quieres, pero si trazas un plan, un camino, en el que se vea claramente los para qué y los cómo, así irás dónde te propongas. Porque no hay más que saber lo que uno desea con todas sus fuerzas para que afloren ideas y formas de conseguirlo.

Inevitablemente aparecen los prejuicios y las actitudes. Se tarda tiempo y se aprende cada día, pero algo está claro: cuando descubres lo que te apasiona y además eres coherente contigo mismo, todo se llena de fuerza y energía. Prueba un día. Coloca tu pensamiento en modo libre, en el SER y no en el PARECER. Sé sincero, no te engañes, que no te servirá para nada. ¿Qué es lo que realmente te va a hacer feliz? Desgránalo, vívelo, siéntelo. Y cuando lo tengas claro, cuéntaselo al mundo. Los apasionados irradian felicidad.

Carmen-Orensanz-Sardaña

 

Carmen Orensanz Sardaña
Creadora del proyecto “Historias con Pasión”. Historias redactadas a través de entrevistas a personas que viven su pasión día a día, cada jueves en el blog Historias con Pasión.

Perfil Coach Profesional

corensanz@gmail.com
www.carmenorensanzcoach.wordpress.com

 

 




Comentarios  0

Ingresa un nuevo comentario