Facebook Pixel Code

Los directivos españoles dedican diez años de su vida laboral al correo electrónico

Los directivos españoles dedican diez años de su vida laboral al correo electrónico


El correo electrónico ya se ha convertido en la primera forma de comunicación, con un 40 por ciento sobre el total, mientras que el teléfono ha quedado relegado al segundo puesto.

Los directivos españoles dedican una media de 2,24 horas al día a utilizar el correo electrónico, lo que en el caso de una vida laboral de 40 años, equivale a diez años, según un informe elaborado por la compañía tecnológica Plantronics. Además, la mitad de los correos electrónicos recibidos (el 48,95 por ciento) son considerados irrelevantes.

El director general de la compañía para Europa, Philip Vanhoutte, que presentó ayer las conclusiones del estudio, destacó que en España se pierden más horas de trabajo con el correo electrónico que en el norte de Europa, donde emplean media hora menos al día a dicha tarea.

Vanhoutte señaló también que los directivos españoles navegan por internet una media de 2,68 horas al día, lo que se suma a 1,49 horas diarias en reuniones y 1,33 horas en el teléfono.

El correo electrónico ya se ha convertido en la primera forma de comunicación para los directivos, con un 40 por ciento sobre el total, mientras que el teléfono ha quedado relegado al segundo puesto, y es que el 52,27 por ciento de los encuestados consideran que el correo electrónico es más eficaz.

Después de entrevistar a 200 altos cargos de empresas españolas de distintos sectores, el estudio concluye que las nuevas tecnologías tienen una importante aceptación en las empresas.

Además, siete de cada diez encuestados dijeron que gracias a estas nuevas herramientas el equilibrio entre su trabajo y su vida ha mejorado.

Sin embargo, Vanhoutte explicó que hacer un mal uso del correo electrónico puede desembocar en una actividad profesional de peor calidad y en un ambiente de trabajo menos sociable.

Inconvenientes

Entre algunos de los inconvenientes, el director destacó que el correo electrónico hace más fácil delegar el trabajo en otros, evita la comunicación cara a cara y desdibuja la línea que separa el trabajo del tiempo libre, ya que permite conectarse a la oficina desde cualquier lugar.

Por ello, Vanhoutte opinó que se debería fomentar la formación en comunicación para los negocios porque actualmente se pierde mucho tiempo con el correo electrónico y no se sabe donde está el límite entre los mensajes de trabajo y las “tonterías”.

Fuente: Estrella Digital / Efe




Comentarios  0

Ingresa un nuevo comentario